martes, 7 de enero de 2014

Tres pilares básicos para una alimentación natural (2ª parte) - Ayurveda

Ayurvedas
Ayurveda, traducido del sánscrito 'ciencia de la vida', más que una filosofía sobre alimentación es un completísimo arte curativo originario de India con más de 5000 años de antigëdad. Durante milenios esta filosofía fue pasando de padres a hijos bajo la premisa de mantener la salud del paciente o, en su caso, restablecerla. Uno de los aspectos que más me llamó en su día la atención fue la forma en que sus actores llevan a cabo tan magnífico servicio llevado a cabo más por una convicción religiosa, un mandamiento divino, que por dinero, fama o poder. Eso ha hecho que esta ciencia haya gozado de una eficacia durante milenios con lo que sus miles de formulaciones médicas han probado su gran eficiencia y seguridad.
Por esto la Organización Mundial de la Salud manifiesta en declaración internacional que los remedios ayurvédicos tradicionales no requieren ser sometidos a estudios clínicos y de laboratorio para ser aprobados como medicamentos. Este arte milenario ya se estudia en cientos de facultades de medicina cuyos estudios cuestan más de 5 años de laboriosa dedicación para lograr la titulación académica en tan ancestral ciencia. Sus principios son universalmente aplicables a la existencia diaria de cada individuo. Actualmente crece el interés y la aceptación por el Ayurveda en todo el mundo pues ofrece soluciones prácticas a ciertos problemas que acusa la medicina moderna alopática, dentro de un marco de profundo respeto por la persona y la naturaleza.
Ayurveda

Ayurveda busca el mantenimiento o restablecimiento de nuestra salud atacando a las causas que producen este desequilibrio, no apaciguando los síntomas resultantes. Es una ciencia construida sobre la aceptación, la observación y la experiencia, a diferencia de la medicina occidental que se basa en el cuestionamiento, el análisis y las deducciones lógicas. Reconoce como principal causa de enfermedad la violación de las leyes de la naturaleza y se centra en promover el equilibrio mental y disminuir el estrés.
Postulados:
  • Integración de cuerpo-mente-espíritu.
  • Toda experiencia positiva o negativa a nivel corpóreo tiene sus consecuencias sobre la mente y viceversa.
  • Igual que la verdad es única e infinita para cada uno, los tratamientos posibles son innumerables y concretos para cada uno.
  • La mejor medicina es la que cura al paciente.
  • Todo alimento es remedio y cada remedio es alimento.
  •  Tradicionalmente existen 8 ramas:
Kayachikitsa (Medicina General)
Bala – Chikitsa / Kaumar-Bhrutya-Tantra (pediatría)
Graha Chikitsa / Bhoota Chikitsa (psiquiatría)
Shalakya Tantra / Urdhwanga Chikitsa (obstetricia-cuidado en el embarazo)
Shalya Tantra (cirugía)
Agad Tantra / Dranshta Chikitsa (toxicología)
Rasayana Chikitsa / Jara Chikitsa (tratamiento anti-edad)
Vajikarana Chikitsa / Vrisha Chikitsa (Tratamientos afrodisíacos-sexualidad)
  • Su filosofía se rige por la Teoría de los Cinco Elementos (éter, agua, fuego, aire y tierra), de la Tridosha -tipos corporales- (Vata, Pitta y Kapha),  los siete Dhatus -tejidos- , los tres malas -productos de excreción- y de la Trinidad de la vida (cuerpo-mente-espíritu).
Interacción elementos Teoría Ayurveda
La interacción entre los elementos da lugar a tres fuerzas biológicas que aparecen en el cuerpo humano como constituciones y que se denominan DOSHAS. Cuando enfermamos es el resultado de algún desequilibrio ya sea por exceso o por defecto en alguno de los doshas. Cada persona ha nacido con los tres doshas en distintas proporciones. Algunas personas tienen uno predominante, otras tienen dos predominantes y otras tienen los tres doshas por igual. Es muy importante en Ayurveda la nutrición para conservar o restablecer el equilibrio de los doshas. Durante milenios comprobaron, estudiaron y anotaron los efectos que tienen sobre nuestro cuerpo, mente y espírtu los distintos tipos de alimentos. Así Ayurveda los divide en 3 tipos dependiendo de esos efectos que producen y de los elementos que los componen:
  • Alimentos SÁTVICOS:  Son frescos y jugosos, nutritivos y gustosos. Son los recomendados para gozar de buena salud y equilibrio energético (frutas frescas, nueces, almendras, dátiles, brotes de cereales, tomates, arroz, etc).
  • Alimentos RAJÁSICOS:  Son amargos, ácidos, salados, picantes, pungentes, secos y cálidos. Promueven una personalidad egocéntrica, sensual y sexual, con pensamientos alejados de la espiritualidad (carnes rojas, pollo, huevos, pescado, yogurt, zanahorias, cebollas, ajo, limón, etc).
  • Alimentos TAMÁSICOS: Son secos, de mal sabor o aroma desagradable. Su consumo lleva al pesimismo, la ignorancia, la falta de sentido común, codicia, dudas y pensamientos criminales (suelen ser alimentos sobrecocinados, procesados industrialmente, bebidas alcohólicas, etc).
Relación entre doshas y efectos de los alimentos

Reglas Ayurvedas generales sobre alimentación :
  • Consume alimentos frescos y de época/estación.
  • Consume alimentos preparados, preferiblemente en casa, y en un ambiente agradable y relajado.
  • Balancea tu dieta de la siguiente manera: 30% de granos enteros, 15% de leguminosas (como las habichuelas, garbanzos, lentejas, etc.), 25% de vegetales frescos cocidos, 10% de proteínas, semillas y nueces, 10% de frutas, 10% de ensaladas, 1 cucharadita de grasas naturales agregadas después de cocinar los alimentos.
  • Una vez al mes haz un día de desintoxicación consumiendo solo sopa de vegetales frescos, fruta y/o jugo de frutas naturales.
  • Entre las 6:00 a.m. y las 10:00a.m. Tu cuerpo está en el ciclo de limpieza, así que es mejor consumir alimentos que asistan este proceso como lo son las frutas y el té de hierbas; para personas muy activas es recomendable consumir cereal integral caliente (arroz).
  • Tu fuego digestivo es más fuerte entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m. Este es el mejor momento para una comida completa y satisfactoria.
  • Después de las 7:00 p.m. tu fuego digestivo se calma, por lo que es recomendable no comer tarde.
  • Mastica tu comida con calma y completamente; no te tragues alimentos enteros.
  • Algo de grasa en tu dieta es muy importante; especialmente para mantener la salud del sistema nervioso y como estabilizador de los estados de ánimo, además es saciante.
  • Consume frutas (preferible) y jugos de fruta solos, sin combinarlos con otros alimentos. La fruta debe estar madura y dulce, nunca agria.
  • Las ensaladas pequeñas son buenas para acompañar una comida completa. Trata de no comer una ensalada grande como única comida.
  • Las nueces y las semillas deben consumirse en cantidades pequeñas o moderadas; por ejemplo, un puñito como merienda o como parte de la comida.
  • Todas las bebidas deben consumirse a temperatura ambiente o tibias. Nunca frías. Bebe mucha agua (siempre y cuando sea de calidad); el té de hierbas es bueno por sus propiedades digestivas y medicinales. No tomes mucha agua con las comidas, esto debilita la digestión.
  • Evita los alimentos cocinados el día anterior. Guardar alimentos cocinados, recocinarlos o calentarlos en el microondas elimina su capacidad de nutrir al organismo.
  • Evita restaurantes lo más que puedas, no lo conviertas en un hábito. Normalmente los ingredientes usados y las técnicas de preparación en ellos hacen las comidas más difíciles de digerir. Considera también la energía y el sentimiento que van a tus alimentos; cuando son cocinados con odio o ansiedad llevan esa energía a tu organismo…
  • Evita comer en exceso, comer muy rápido y/o comer frente al televisor; trata también de comer poco antes de dormir (tu última comida debe ser por lo menos 3 horas antes de irte a la cama).
Medicinas purificadoras
Ciertamente Ayurveda es una ciencia cuyos cimientos son muy posteriores a los de la agricultura, 5000 años más o menos del descubrimiento de esta. Este puede ser un claro indicio de la necesidad de desarrollar una ciencia médica que combatiese la creciente aparición de enfermedades relacionadas con unos hábitos alimenticios contrarios a nuestra arquitectura orgánica. Si investigamos y nos adentramos en este ancestral arte vemos que acepta muchos alimentos que contradicen la lógica paleolítica o  la crudívora. Pero vemos también que  la gran parte de alimentos que recomiendan consumir, cómo y bajo qué circunstancias consumirlos, cumplen con nuestra aceptación 'nutricionista-ancestral'.
Con esto cabe reseñar que sobre todo no hay que radicalizarse ni estresarse en demasía para no obsesionarnos a cada minuto con qué podemos comer y qué no. Simplemente tenemos que ordenar una serie de alimentos saludables con unas técnicas de cocina idóneas que nos hagan obtener platos deliciosos que se conviertan en la base de nuestra pirámide alimenticia. Comer sano y vivir sano es de lo que se trata, no de montar una 'secta nutricionista'.
Con esto y una copa de sidra brindo por un nuevo año que nos traiga a todos ilusión y alegrías y, sobre todo, fuerzas para lograr alcanzar nuestras metas de este año. Un abrazo y saludos, camaradas !!!
Reflexionar qué estamos comiendo




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí, siempre contestarmos !!